Wow, ¡qué sorpresa! Nacho Progre fue plagiado por un nacho progre. Esto es lo que han denunciado Cynthia Híjar y Carmina Warden de parte de Miguel Rosas “creador” de Ignacio en deconstrucción.

Cynthia Híjar denunciado el plagio al personaje de Nacho Progre

¿Quién es Nacho Progre?

Nacho Progre es un personaje para cuestionar a todos esos vatos que creen que están deconstruidos pero que siguen manifestando su machismo.

Imagen Nacho Progre de  Cynthia Híjar y Carmina Warden
«Nacho Progre» de Cynthia Híjar y Carmina Warden

Nacho Progre es un personaje que resume a esos hombres en un neomachismo que piensa que ya no puede ser cuestionado porque es feministo, pero en el fondo no han cuestionado nada de sus posicionamientos privilegiados, literalmente, sólo dan el avión a las mujeres y además les “enseñan” cómo deben actuar.

Nacho Progre fue creado por Cynthia Híjar y Carmina Warden para cuestionar a todos esos hombres que se asumen como aliados o como parte de un grupo que según han dejado de ser machistas, hombres que muchas veces asumen muchas posturas progresistas, como izquierdistas, en pro del vegetarianismo, de los derechos laborales, en contra del racismo y un largo etcétera, pero que sólo se posicionan para unirse a los aliados y en el fondo ser alabados por sus participaciones, quitando incluso notoriedad a las minorías que realmente luchan por sus derechos.

Seguramente has visto muchas de las ilustraciones de Cynthia Híjar y Carmina Warden en el que se burlan de estos hombres acompañados de cientos de comentarios de personas que también se unen con burlas.

Cuenta Oficial de Twitter: Nacho Progre

¿Quién es Ignacio Deconstruido?

Pues bueno, a partir de este personaje, no faltó el macho progre que quisiera verse como Nachito. Miguel Rosas en su página web de No nacimos machos, dice que su trabajo busca “construir una cultura de paz”.

“NO NACIMOS MACHOS es un espacio que surge con la finalidad de enfocarnos en los problemas generados por el ejercicio de la masculinidad.

Buscamos construir una cultura de paz a partir de la resignificación de las creencias que perpetúan la desigualdad”.

En sus redes sociales también expone que intenta contribuir al tema al dedicarse a “brindar alternativas al ejercicio de la masculinidad y a eliminar la violencia contra las mujeres”, lo cierto es que ha tenido que subirse a un personaje creado por mujeres y ya querido por el público.

Sin embargo, Ignacio en Deconstrucción tiene grandes similitudes con Nacho Progre, como lo advirtieron sus creadores y las seguidoras del personaje. Incluso que las arrobas de sus cuentas de redes sociales hicieran énfasis en el nombre de Nacho. Actualmente, la cuenta de TikTok, Instagram y Facebook están inactivas, dejando sólo la de Twitter con el cambio de arroba a Ignacio.

Contrario a lo que se esperaría de un señalamiento así, Miguel Rosas hizo una disculpa pero que en realidad sólo justificaba a su personaje para seguir explotándolo, y continuando como si nada a pesar de que muchas mujeres le han demostrado que de deconstruido no tiene nada y que todo lo contrario, pues ha plagiado.

Nacho: Homenaje que suena a Plagio

Y es que aunque Miguel Rosas diga que su personaje se basa en Nacho Progre como en una especie de “reconocimiento y celebrar el trabajo de Cyn y Carmen” pues se están colgando del trabajo de las mujeres, como siempre ha pasado y por el cual, como mujeres, hemos luchado para que sea reconocido.

Incluso en su disculpa pública señala que Ignacio en Deconstrucción nació de Nacho Progre sin ruborizarse un poco de su falta de ética.

“Seleccionamos el nombre Ignacio como estrategia de posicionamiento y el término deconstrucción porque era el más reconocido mediáticamente. Nuestra intención era aprovechar la asociación existente entre la tématica (sic) y el nombre nacho”.

Todavía señalando que casi casi les hacía un favor al ayudar a que el personaje se conociera. Todo un nachito progre.

Cynthia Híjar ha declarado que no quiere el reconocimiento de Miguel Rosas, pero que se respete su trabajo creativo. Lo que buscaría cualquier otro artista, que su trabajo cuando ha sido tomado para lucro sea compensado, porque no podemos negar que Miguel Rosas se ha beneficiado. Igualmente, aunque el trabajo artístico es retomado sin fines de lucro debe ser reproducido con el permiso del autor, o autoras como en este caso.

Algo que hay pedido Híjar es algo aún más loable al solicitar que Rosas sea congruente con “su” activismo:

«No quiero que le quiten espacios a Miguel Rosas por haber plagiado el concepto de Nacho Progre. Quiero que ponga en práctica lo que dice hacer: responsabilizarse, cambiar sus @ a otras que sí se le ocurran a él, aceptar que está explotando un concepto de dos artistas mexicanas».

Las autoras por supuesto piden el respeto a los derechos de su trabajo, como cualquier otro artista y también la congruencia que como seres humanos debemos tener con nuestros ideales. ¿Es mucho pedir?

Verónica Hernández
Verónica Hernández

Comunicóloga. Amante de los atardeceres y los gatos.