Si te gusta escribir y deseas publicar, ya te habrás encontrado con varios retos. Aquí una breve explicación del panorama sobre cómo publicar un libro: autopublicación, publicación con una editorial independiente o una editorial tradicional.

Imagen ¿Publicación o autopublicación?

¿Cómo publicar un libro?

Bueno, empecemos por decir, que lo que aquí expongo, es parte de mis experiencias que deseo compartirte. Pues como tú, alguna estuve, sin saber por dónde moverme. Aprendí mucho sobre la publicación, porque también soy Escritora Fantasma (ghostwriter), así que tuve la oportunidad de acompañar a muchos de mis clientes en la publicación de su libro, además de encontrar los medios para mis propias obras.

A grandes rasgos encontrarás tres tipos de publicación. La primera, las editoriales tradicionales, esto es, aquellas que harán todo el proceso. Tú sólo entregarás el manuscrito y ellos se encargarán de todo. Está de más señalar que este es el sueño de todo escritor. Las editoriales se encargarán de la corrección de estilo, la edición, maquetación, diseño, publicación, distribución y publicidad.

Imagen Publicación de libro

Para poder publicar en esta modalidad, deberás conectar a una editorial tradicional. En varios países se recurre al agente literario, quien es el que se encarga de mover tu texto, tocar puertas y colocarte con los mejores. En México es poco conocida esta profesión. Para contactar una editorial busca en su página web, la forma correcta de enviar tu manuscrito. Es importante seguir sus lineamientos o serás descartado antes de que lean una sola palabra. Algunos optan por las conexiones con los literatos e integrantes del mundo cultural para mover su trabajo, aquí es cuestión de gustos. Lo que es cierto es que esta forma es muy difícil, dada la cantidad de escritores que desean ser conocidos.

La segunda forma es la publicación con las editoriales independientes. Esta actividad en los últimos años ha ido creciendo. ¿Cuál es la diferencia con una editorial tradicional? Bueno, que el escritor tendrá que asumir algunos de los gastos, o bien, encontrar otros financiamientos. Una editorial independiente comparte los costos de producción para que tu libro vea la luz.

En las últimas décadas también las editoriales independientes han aumentado su mala fama, pues algunas cobran al escritor por “publicar sus libros” pero en realidad sólo los imprimen con una mala edición y diseño, dejando que sea el autor quien venda sus ejemplares, sin el auxilio en la publicidad y, todavía menos, el registro de la obra ante INDAUTOR (ISBN). Por supuesto, también hay algunas editoriales o ediciones independientes muy buenas, que asumen el trabajo de diseño y distribución, e incluso buscan —junto al autor— el acompañamiento con otros sellos editoriales.

El último tipo es la autopublicación, es decir, el método por el cual tú publicas tu texto. Esta manera de darte a conocer igualmente se ha ido elevando, gracias a plataformas que te ayudan en la distribución de tu texto, ya sea en formato ebook o impreso, sin que inviertas más que en tu trabajo, como es Amazon, Bubok, Google Books o Casa del libro.

Esto ha permitido que muchos autores independientes, cuyos trabajos son ignorados por las grandes industrias o sin dinero para contratar los servicios editoriales, puedan ver su libro publicado y sean leídos en países en los que jamás se hubieran imaginado que su obra llegaría.

Imagen Publicar  libro

¿Publicación o autopublicación?

Por supuesto, esto depende mucho de varios factores. Si eres un escritor que tiene cierta trayectoria, seguramente, no tendrás esta disyuntiva, pues encontrarás una editorial universitaria o privada que quiera publicarte. Así que vamos a ver las opciones para los escritores independientes y en lo que se deben fijar para poder decidir.

Una editorial independiente puede ser una buena opción, sólo debes fijarte en qué es lo que te ofrece y cuánto te costará, si puedes recuperar tu inversión o, bien, puedes prescindir del dinero invertido porque quieres darte el gusto. También puedes conseguir un mecenas que promueva tu trabajo, sin que desembolses un peso. Recuerda, que hoy día existen fondeadoras que te apoyan a realizar tus proyectos artísticos.

Antes de pagar por un servicio, pregunta lo necesario: ¿qué es lo que cubre el precio?, ¿te harán una edición de tu texto?, ¿habrá un diseño de portada o interiores? En este caso, ¿las imágenes serán originales creadas por un ilustrador o serán obtenidas de internet? (cuidado aquí por los derechos de autor), ¿la editorial distribuye los ejemplares?, ¿te ayudarán con la promoción y presentaciones de tu libro? ¿Te darán un ISBN? Mientras más preguntas hagas, es mejor, de este modo sabrás si te conviene y, podrás tener varias opciones.

Es mejor que cotices con distintas casas editoras, así sabrás mejor a lo que te atienes. Sobre todo, busca los libros que han realizado, para que conozcas su trabajo y el alcance que tienen.

En el caso de ser un escritor independiente que va por la autopublicación, tienes varias opciones, pero debes tener nociones básicas del medio y la edición. Lo primero que debes hacer es estudiar cómo están organizados los textos en un libro, cuáles son las partes que lo componen, cómo se decide el tipo de letra, en fin, conoce un poco de edición y diseño. Esto último, por supuesto, lo puede hacer un profesional, puedes buscar un editor y diseñador para crear tu libro.

Luego deberás conocer un poco del ISBN e INDAUTOR, este proceso no es difícil, un autor independiente puede darse de alta y comprar los registros que necesita (los cuales en México son de precio accesible). Después tienes que decidir la plataforma en la cual distribuirás tu libro y seguir los lineamientos. Se oye muy engorroso, pero con el tiempo te irás acostumbrando y será más fácil. Considera como un plus que también existen publicaciones caseras muy bonitas.

¿Qué debes saber sobre la auto publicación?

Muchos autores empezaron como escritores independientes, hasta que fueron leídos y su trabajo fue reconocido por las instituciones culturales y las editoriales que voltearon a verlos. Una autopublicación no tiene por qué ser mala, ese estigma está quedando en el pasado, pero, para que tu libro se vea profesional, deberás contratar a las personas idóneas o, bien, aprender del mundo editorial.

La ventaja es que hoy día ya no es necesario una editorial y una librería para encontrar lectores, la crisis del mundo editorial se debe a opciones comerciales que se han ido comiendo el mercado. Muchos consumidores prefieren comprar un libro impreso por alguna plataforma y que se lo lleven a su casa, además los lectores de libros electrónicos en PDF, Epub o Mobi se han hecho muy populares, por la gran flexibilidad que te dan para leer desde tu celular, Tablet o computadora sin necesidad de cargar un texto de mil páginas.

Miles de estudiantes, viajeros y lectores de todo el mundo están leyendo desde aplicaciones móviles, o encontrando nuevos autores desde plataformas de libros, así que la autopublicación es una buena opción para que alguien te lea.

En mi siguiente artículo dará más detalles sobre la autopublicación, por si deseas seguir el tema.

Ana Matías Rendón
Ana Matías Rendón

Escritora. Redactora. Ghostwriter, copywriter, uxwriter y todo lo que tenga que ver con la creación de textos. Estudió filosofía, literatura y estudios latinoamericanos.